Introspección


Agradezco los comentarios a la carta abierta a la UFM publicada el pasado sábado.  Los tiempos que vivimos demandan de nosotros el ejercicio de la introspección, para luego, en conjunto, construir el camino que nos lleve adelante en la lucha por la libertad, la virtud y el desarrollo de nuestro mundo.

Si pudiera resumir en una pregunta los comentarios que recibí de la carta, creo que sería: ¿Cómo? ¿Cómo logramos defender las ideas de la libertad ante un mundo que parece haber cantado ya la derrota de esta “ideología”?

Es difícil responder de manera satisfactoria si nos limitamos a lo que parece enmarca la discusión de hoy, especialmente del lado libertario: la técnica.  La defensa de la libertad está siendo peleada con un instrumento frío y débil que necesita robustez para sostenerse en el largo plazo.  Hablar de políticas es cansado, aburrido y complicado, especialmente cuándo estas no son respaldadas para un llamado a algo más, algo trascendente a nosotros mismos.

Citando al Rev. Robert Sirico, del Acton Institute: falta llevar a la mesa de debate la necesidad de plantear una “síntesis de la fe y la libertad; la libertad y la virtud; y entre la prosperidad y una profunda y práctica preocupación personal por los pobres y marginados”. Para defender la libertad, necesitamos fundamentarla, y para fundamentarla necesitamos una genuina búsqueda de la Verdad como base de nuestra cosmovisión, de nuestro entendimiento acerca de la persona humana y cómo se manifiesta en la vida individual, familiar y social.

El cómo entonces para la UFM empieza por una profunda introspección y reflexión sobre los fundamentos.  Necesitamos hacernos preguntas difíciles y desafiar las ortodoxias con las que la UFM define su propia cosmovisión e incluso, desafiar con valor a los ídolos del liberalismo, especialmente a quienes construyen su filosofía de la libertad sobre una cosmovisión y una antropología contrarias a la que construye una sociedad libre y virtuosa en el largo plazo.

¿Quién es la persona humana? ¿Cuál es su propósito? ¿De dónde nace su valor innato? ¿Fuimos creados con propósito o somos producto de un mero accidente químico? ¿Qué institución sustenta a las sociedades libres y virtuosas en el largo plazo? ¿Es el mercado el único instrumento, o tienen instituciones como la Iglesia y la Familia la responsabilidad de dar robustez moral a los individuos que interactúan dentro del mercado?

La esencia de la crisis está en respuestas erradas a estas preguntas, porque una mala respuesta nos reduce a valorarnos por lo que hacemos o tenemos, y no por quienes somos, y eso es el combustible del consumismo que ahoga en deudas a tantas personas, es causa de la voracidad del enriquecimiento inmediato que genera burbujas financieras que una vez se revientan, destruyen patrimonios, son causa de divorcios, suicidios y depresiones. Atrevámonos a pensar más allá y renovemos nuestro entendimiento para alcanzar aquello que es bueno, agradable y perfecto.

Anuncios

Acerca de Juan Callejas

Born September 22, 1976 in Guatemala City, Guatemala. Father to two beautiful daughters. MBA Regent University, 2002 Licenciatura en Economía UFM, 1999 Colegio Americano de Guatemala, 1994 CSD Municipal

Publicado el noviembre 19, 2008 en Búsqueda Continua, Guatemala, País, Reflexiones y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: