Archivo de la categoría: Loving the City

Halloween no me asusta….


Halloween no me asusta…..

Retos para los Emergentes Latinoamericanos


Últimamente he esatdo participando activamente en un foro de discusión sobre la Iglesia Emergente en Latinoamérica (es un grupo en Facebook ( http://www.facebook.com )llamado “Iglesia Emergente”).  Es un grupo interesantísimo en el que participan varias personas de todo el continente (principalmente de Chile, República Dominicana y su servidor de Guatemala) en el que discutimos varios temas importantes en la búsqueda contínua de traer mayor sentido a la tarea de “hacer iglesia” dentro del contexto Latinoamericano y la cultura “post-moderna” en la que vivimos.

Veo 2 retos principales: el primero tiene que ver con temas doctrinales centrales a la fe cristiana y el segundo tiene que ver con la aplicación de la fe, específicamente en el ámbito de la acción social y cómo se relaciona este entendimiento con ideas acerca del papel del Estado y la economía, por ejemplo. Lee el resto de esta entrada

Open Letter to my American Friends


It’s November 5th and to many of you, your worst election fears have been realized, while at the same time, to many of you your election dreams have come true.

 

 I am incredibly blessed to have so many friends in the US (and from the US that live abroad) and within those relationships, to share many common ideas and also to respectfully disagree and debate many important issues.  I am also blessed to have had the opportunity to work in the US (in Grand Rapids, MI), to have studied there as well (in Virginia Beach, VA), to have travelled to many other places in the US for work and leisure, and to have worked with two of the greatest American corporations, Colgate Palmolive (2004-2005) and Whirlpool Corporation (2006-present).

 

All these experiences and relationships have given me a great love and appreciation for your country and culture, and at the same time, has made me aware of our own issues in Latin America, and also of many areas in which I think the US has many opportunities to grow and improve.

 

With all this in mind, I write this letter to all of you in the hopes it can provoke introspection, reflection and discussion as we look forward to what will definitely is a great change in the US and in the world with Barack Obama at the helm of the US government.

 

To my friends that lean to the right…..do not lose heart.  This 4 year hiatus is an opportunity to re-think, reflect and strengthen the core beliefs of the ideas that support a free and virtuous society.  It is a time for reassessing the methodologies that have been used to defend free markets, small governments and a way of life that places its trust on the responsible use of the freedoms and rights bestowed upon everyone not by governments but by the Creator Himself.  Let this defeat be a call for a new generation of people passionate about freedom and are able work grassroots with one another instead of placing their faith on a political party machine and on a messianic view of any given candidate.  It is a time for renewal of those who love and defend freedom, individual drive and responsibility.  I would also advise you to open your view of the rest of the world with humility and a desire to learn and be taught.  There is much going on and much to learn outside the US that will most certainly contribute to a stronger vision of the world and a more inclusive message about freedom.

 

To my friends that lean more to the left….congratulations! Congratulations on being able to profoundly transform the understanding of the political process and to challenge the reigning paradigms of partisan politics.  Change is definitely possible. Remember always to value individual freedom over the fatal conceit of centralized planning.  Remember that your nation was built from the ground up on the entrepreneurial spirit and drive that thrives only under freedom and under the guarantee of private property, and the value and dignity of every individual human person.  Remember that the family is the cornerstone for building a free and virtuous society that learns to grow in prosperity and spread it through enterprise that creates jobs, generates wealth and allows for human flourishing.  Remember that governments produce nothing, that politicians are not saints, and that even the president is fallible.

 

To my Christian friends…..keep on praying.  Build the Kingdom not through the establishment of a human king, but through serving one another in love and preaching the Gospel.  Remember not to make anything other than Jesus ultimate in your lives and never forget that He is Sovereign and that nothing escapes His plan and purpose.  Build your families, reform the Church and flee from the temptations of legislating your faith.  We have a much more powerful ally in His Spirit than any Congress, Senate, Constitution or President.  Revisit the basics and build up your communities from there, and you will see how His Faithfulness will sustain you and show you what is there for you to learn through these challenging times.

 

To all, remember always that change is good and that we constantly need to revise our own paradigms to make sure we don’t fall in the same traps as those that have come before us.  Remember that the world continues, as always, to look to you for answers, leadership and opportunity.  Here’s to the next 4 years!!!!

Crisis económica, elecciones en USA, socialismo en América Latina…¿dónde está nuestra confianza?


Carta a mi Alma Mater


Mi graduación de la UFM en 1999

Mi graduación de la UFM en 1999

Hace 9 años tuve el privilegio de unirme a la lista de graduandos de la Universidad Francisco Marroquín.  Cursé por sus aulas desde 1995 hasta 1999 y me gradué como Licenciado en Economía.  Hoy ante la crisis mundial y ante las terribles declaraciones que el presidente Colom hiciera en la Cumbre Iberoamericana en El Salvador, quisiera por medio de la presente, hacer algunas peticiones a mi querida UFM.

Estamos bajo ataque.  La crisis mundial ante los ojos del mundo hoy refleja, queramos admitirlo, o no, la fragilidad de ideas que sin sustento moral, ético y con una profunda convicción de la dignidad y valor de la persona humana, caen por su propio peso.  Caen porque vivimos en un mundo caído en dónde la virtud, la verdad y la responsabilidad son condiciones necesarias para sostener a largo plazo una sociedad de hombres y mujeres libres.

Por esta razón, pido a la UFM no que cambiemos el mensaje sino que reflexionemos sobre los métodos y convicciones que sostienen nuestro mensaje de una sociedad libre.  El ataque a las ideas de la libertad pone en riesgo las mentes, almas y espíritus de las nuevas generaciones de jóvenes que pasan o no por las aulas de la UFM. Ante esta amenaza, siento que los alumnos de la UFM no tienen muchas armas.  Son víctimas de respuestas enlatadas y de una aparente arrogancia que fundamenta la libertad no en la verdad absoluta ni en un sentido de responsabilidad y dominio propio individual, sino en el relativismo moral y egoísmo irresponsable predicado por las ideas de Ayn Rand y otros.  Lee el resto de esta entrada

Pobreza y Responsabilidad de la Iglesia


http://www.elperiodico.com.gt/es/20080822/economia/66999/

“Soy albañil desde hace 23 años, y en todo ese tiempo siempre tuve contratos que me aseguraban por lo menos seis meses de trabajo al año, pero desde el mes de febrero pasado no consigo empleo… estoy desesperado”. (Silencio), Clemente Pérez suspira hondo para no perder la voz y saca fuerza de su interior antes de proseguir con su relato.

Pérez, es sólo uno de 100 mil trabajadores de la construcción que han perdido su empleo durante los primeros seis meses del presente año, a consecuencia de la contracción del mercado, asociado a la pérdida del poder adquisitivo de las familias, el alza de los combustibles, alimentos, materiales de construcción y la baja ejecución de obra pública.

La crisis económica está golpeando a todos los sectores y miles de familias de clase media-baja y de pobres, que en el pasado habían escapado de la miseria, comienzan a ver reducidos sus ingresos hasta caer por debajo de la línea de la pobreza. “El impacto será más evidente en los sectores de servicio y comercio”, subrayó Marcel Arévalo, director del Área de Pobreza de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Esta es la realidad que se vive hoy en el día a día no únicamente en Guatemala, sino que alrededor del mundo, especialmente en los países en vías de desarrollo.  La realidad de la pobreza, sea cual sea su causa, está transformando nuestra sociedad de maneras que no se veían hace 5 años.  Creo que estamos ante una época en que el mundo está más consciente que nunca de que los pobres existen y de que son más que estadísticas sino vidas y familias que sufren de manera real y tangible.

Para el cristiano, la pobreza no debe ser una sorpresa.  Sabemos que es parte de lo que significa vivir en un mundo caído y lastimado por el pecado.  La Biblia misma nos asegura que la pobreza existirá siempre, hasta que el Señor regrese.

Deuteronomio 15:11
Gente pobre en esta tierra, siempre la habrá; por eso te ordeno que seas generoso con tus hermanos hebreos y con los pobres y necesitados de tu tierra.
Marcos 14:7
A los pobres siempre los tendrán con ustedes, y podrán ayudarlos cuando quieran; pero a mí no me van a tener siempre.

Ante esta situación, cuál debe ser el papel de la Iglesia? Ciertamente no puede ser un papel de indiferencia porque tratamos con el sufrimiento de individuos creados bajo la imagen y semejanza de Dios.  Tampoco puede tomar un papel de activista político ni mercantilista, porque no es la esfera de acción de la Iglesia.

Mi propuesta es que la Iglesia tiene 3 papeles:

  1. El papel pastoral, de la enseñanza adecuada a los miembros sobre la verdadera misericordia, la caridad y el amor a las personas bajo la perspectiva bíblica del valor de la persona humana.
  2. El papel de “invertirse” en su comunidad, utilizando sus recursos para traer alivio, si bien temporal, a la comunidad que atienden a través de alimentos, educación vocacional, limosnas y servicio a la comunidad.  Más que invertir en templos e infraestructura, invertir en las personas.
  3. El papel de motivar a sus miembros a la acción bajo un entendimiento claro del servicio a los demás como una demostración clara y viva del Evangelio.  La enseñanza de la verdadera libertad responsable que actúa primero pensando en el servicio a otros cómo máxima expresión de esa libertad del materialismo es clave aquí.

Esas son algunas ideas.  Espero sus opiniones para que sigamos construyendo una Iglesia más relevante y activa en nuestra sociedad que tanto lo necesita.

Nuestras favelas (por Martín Rodriguez)


 Comparto con ustedes este artículo, sumamente fuerte, que leí hoy en Prensa Libre.  Creo, en definitiva, que estamos ante una crisis a la que la Iglesia no puede seguir siendo un expectador más, mientras miles y miles de jóvenes caminan a una muerte segura debajo de nuestras propias narices.

WACHIK´AJ

Martín RodríguezNuestras favelas

Enviar por e-mail Formato de impresión

Policías que corren al mediodía, con armas desenfundadas, tras un extorsionador; niños, mujeres y ancianos que lo ven natural; disparos, algún herido en forma accidental; ausencia total del Estado y de la dignidad. No es una escena de la película Tropa de Élite, en los asentamientos (las favelas) de Río de Janeiro, es Ciudad Guatemala, año 2008, en una descripción de Mirja Valdez, en elPeriódico (chapeau).

Las casas están hacinadas: una sola cama para la madre trabajadora, el padre (cuando hay) y cuatro hijos. Una escuela para cinco mil niños; las maras acechan; el narcotráfico coquetea; pega duro la inflación, y migrar parece la alternativa.

Del otro lado de la ciudad, la clase media trabajamos, derrochamos, disfrutamos; no pedimos facturas o damos el mínimo esfuerzo a cambio de que no se metan con nosotros; no confrontamos las injusticias o el racismo; compramos radios robados en el mercado La Presidenta, mercadería contrabandeada en la Sexta; nos quejamos del Gobierno, de la inseguridad o de que toque más impuestos “para regalar el pisto en ese programa que dizque traerá más niños a las escuelas”. Es el programa que ha dado más resultados en América Latina, para mantener la escolaridad y revivir las economías.

Ciertamente, los barrancos o la periferia de la ciudad quedan “tan lejos” del resto, casi como Gaza de Israel. Nos recordamos cuando de pronto hay asaltos, cuando no se puede caminar de noche, cuando es un martirio ir en bus, cuando le echamos tres candados a la puerta y nos encomendamos para que no nos pase nada.

Exigimos al gobierno de Colom que baje la inseguridad, pero no le exigimos que invierta en nuestras favelas, con escuelas, salud y empleos, pues ahí sí que no llega la mano del mercado. Tampoco le exigimos a la Municipalidad arzuista que sea ella la que invierta allí, en vez de arreglar arriates en la parte linda de la ciudad. ¿Y la ciudadanía? Cuántas vidas no cambiarían si los barrios de clase media “apadrinaran” a niños de nuestras favelas, para que vayan a la escuela y tengan un futuro. Me da vergüenza esperar de brazos cruzados a que se consigan padrinos europeos o gringos.

De verdad que somos miopes. Medellín sí apostó por invertir en sus favelas. Redujeron los asesinatos a 300 en ocho meses —¡10 por ciento de lo que tenemos acá!—. Lo logró el alcalde Fajardo en tres años, con bibliotecas, parques, cultura, educación e inversión social. Lula anunció este año una inversión millonaria en las favelas de Río. “Con salud, educación y trabajo le vamos a arrebatar esos niños a las mafias”, dijo Lula en ese momento. ¿Nosotros, guatemaltecos, vamos a regalarle esos millones de niños a la desesperanza, el narcotráfico y las maras?

La parte de trabajo puede ser incentivada con la legalización de terrenos, como propone el peruano Hernando de Soto, para que los vecinos sean propietarios y puedan pedir créditos.

La egoísta clase alta no da para soñar con cambiar el país, pero ¿qué hay de los seis millones de guatemaltecos de la clase media? ¿Cuándo vamos a darnos cuenta de que no basta con asegurar nuestro futuro económicamente? Para tener vidas saludables, seguras y plenas tenemos que hacer mucho más para ayudar a los siete millones de pobres que trabajan o quisieran trabajar para no ser pobres.

O bien podemos seguir trabajando, disfrutando de los centros comerciales y el cable en la tele, comprando carro nuevo cuando se puede o apretarnos el cincho mientras otros quisieran tener cincho que apretarse, y no se nos olvide, podemos echarle para toda la vida tres candados a la puerta.

martinpellecer@gmail.com

http://www.prensalibre.com.gt/pl/2008/agosto/12/255590.html

A %d blogueros les gusta esto: