Archivo del sitio

Sufrimiento y Comunidad: 2 experiencias que nos roba la Teología de la Prosperidad


3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, 4 quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que también nosotros podamos consolar a los que están sufriendo, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 5 Porque así como abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así también por el mismo Cristo abunda nuestra consolación. 6 Si nosotros sufrimos, es para que ustedes reciban consolación y salvación; si somos consolados, es para que ustedes reciban consuelo y puedan soportar como nosotros cuando pasen por los mismos sufrimientos. 7 Firme es nuestra esperanza respecto a ustedes, pues sabemos que así como participan en nuestras aflicciones, también participan en nuestra consolación. (2 Corintios 1:3-7 RVC) 

Este pasaje nos abre los ojos a dos misericordias y bendiciones que Dios nos da y a las que hoy, la Teología de la Prosperidad nos está aislando e insensibilizando: el sufrimiento y la comunidad….específicamente, el sufrimiento EN comunidad.

Pablo nos revela aquí dos aspectos importantes de su relación con la iglesia en Corinto: 1. su admisión de su sufrimiento personal que es consolado por Dios y 2. la bendición de poder compartir esa experiencia con su comunidad de fe (la iglesia corintia) para que a través de ese compartir, venga un consuelo comunitario que al final, glorifica a Dios. Lee el resto de esta entrada

Diferentes puntos de vista…¿se complementan o se excluyen?


Es feo hacer comparaciones, más si son de forma. Esta no es una comparación de forma, es una oportunidad de que juntos examinemos CONTENIDOS y pidamos al Señor nos muestre qué camino es el bíblico, qué propuesta nos acerca a la Verdad del Evangelio y nos mueve hacia la transformación real y verdadera de nuestros corazones.

Este es un video del mensaje “Validación: Palabras de Honra y Gloria” dado por el pastor José Putzu en Casa de Dios.  El mensaje completo puede ser revisado aquí.

El otro mensaje fue dado por Paul Washer:

Ambos mensajes invitan a las preguntas:

  1. ¿Cuál es el propósito de nuestras vidas?
  2. ¿Cuál es el propósito de la Palabra de Dios en nuestras vidas?
  3. ¿Cuál es la fuente de nuestra identidad? ¿Qué implicaciones tiene esto?

Reflexionemos juntos y edifiquémonos juntos en la Palabra, con gracia, humildad y viendo hacia la esperanza del Evangelio como meta final.

A %d blogueros les gusta esto: