Archivo del sitio

Introspección


Agradezco los comentarios a la carta abierta a la UFM publicada el pasado sábado.  Los tiempos que vivimos demandan de nosotros el ejercicio de la introspección, para luego, en conjunto, construir el camino que nos lleve adelante en la lucha por la libertad, la virtud y el desarrollo de nuestro mundo.

Si pudiera resumir en una pregunta los comentarios que recibí de la carta, creo que sería: ¿Cómo? ¿Cómo logramos defender las ideas de la libertad ante un mundo que parece haber cantado ya la derrota de esta “ideología”?

Es difícil responder de manera satisfactoria si nos limitamos a lo que parece enmarca la discusión de hoy, especialmente del lado libertario: la técnica.  La defensa de la libertad está siendo peleada con un instrumento frío y débil que necesita robustez para sostenerse en el largo plazo.  Hablar de políticas es cansado, aburrido y complicado, especialmente cuándo estas no son respaldadas para un llamado a algo más, algo trascendente a nosotros mismos. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Carta a mi Alma Mater


Mi graduación de la UFM en 1999

Mi graduación de la UFM en 1999

Hace 9 años tuve el privilegio de unirme a la lista de graduandos de la Universidad Francisco Marroquín.  Cursé por sus aulas desde 1995 hasta 1999 y me gradué como Licenciado en Economía.  Hoy ante la crisis mundial y ante las terribles declaraciones que el presidente Colom hiciera en la Cumbre Iberoamericana en El Salvador, quisiera por medio de la presente, hacer algunas peticiones a mi querida UFM.

Estamos bajo ataque.  La crisis mundial ante los ojos del mundo hoy refleja, queramos admitirlo, o no, la fragilidad de ideas que sin sustento moral, ético y con una profunda convicción de la dignidad y valor de la persona humana, caen por su propio peso.  Caen porque vivimos en un mundo caído en dónde la virtud, la verdad y la responsabilidad son condiciones necesarias para sostener a largo plazo una sociedad de hombres y mujeres libres.

Por esta razón, pido a la UFM no que cambiemos el mensaje sino que reflexionemos sobre los métodos y convicciones que sostienen nuestro mensaje de una sociedad libre.  El ataque a las ideas de la libertad pone en riesgo las mentes, almas y espíritus de las nuevas generaciones de jóvenes que pasan o no por las aulas de la UFM. Ante esta amenaza, siento que los alumnos de la UFM no tienen muchas armas.  Son víctimas de respuestas enlatadas y de una aparente arrogancia que fundamenta la libertad no en la verdad absoluta ni en un sentido de responsabilidad y dominio propio individual, sino en el relativismo moral y egoísmo irresponsable predicado por las ideas de Ayn Rand y otros.  Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: